Pez de aguas muy profundas con los dientes tan largos como agujas y una mandíbula inferior que actúa a modo de bisagra. Es uno de los peces más feroces de los abismos y es capaz de convertir a un delfín o un tiburón en su presa.