Sí, sabemos que los pañales de los niños de un solo uso son los más cómodos. El niño se hace pipí, se le cambia el pañal y el sucio a la basura. Pues bien, cada pañal tarda en descomponerse más de diez años.