Otro de los animales más afectado por la subida de las temperaturas es el canguro. A pesar de que la población actual es bastante importante y de que causa numerosos problemas -el 75% de los accidentes de tráfico en Australia son provocados por este animal-, quince de las cuarenta especies de canguros se encuentran protegidas. Pero de nada servirá si la temperatura aumenta "solo" dos grados, lo que provocaría la extinción de varias de las especies según un estudio.