El exmilitar guatemalteco Pedro Pimentel

El exmilitar guatemalteco Pedro Pimentel

La justicia de Guatemala condenó este lunes a 6.060 años de prisión al exmilitar Pedro Pimentel por su participación en la matanza de 201 campesinos el 7 de diciembre de 1982 en una comunidad Dos Erres, al norte del país.

La jueza Irma Valdéz, presidenta del Tribunal Primero de Mayor Riesgo B, dijo durante la lectura de la sentencia que las pruebas presentadas por la Fiscalía y los testimonios de los testigos demostraron la participación de Pimentel en la matanza.

El exmilitar fue sentenciado a 30 años por cada uno de los 201 asesinatos y a otros 30 por un cargo de delitos contra la humanidad, lo que suma un total de 6060 años.

Sin embargo, aclaró que el Código Penal de Guatemala sólo contempla una pena máxima de 50 años de prisión.

La matanza se perpetró en el departamento norteño de Petén, durante el régimen de facto del general golpista José Efraín Ríos Montt (1982-1983).

Ríos Montt tiene abierto un proceso judicial por genocidio cometido durante su régimen, y se encuentra desde enero pasado con arresto domiciliario.

La sentencia, que fue dictada por unanimidad de las tres juezas que integraron el tribunal, señala que Pimentel fue identificado por testigos que dijeron que estuvo en el lugar de la matanza y que participó en la muerte brutal de las 201 personas.

Al exmilitar, asegura, se le considera autor de la masacre y se le declaró culpable de los delitos por los que fue juzgado.

Testigos del proceso

Horas antes de la sentencia, Pimentel, extraditado desde Estados Unidos en julio de 2011, se declaró inocente de haber participado en la masacre, y aseguró que el día de los hechos se encontraba como agregado a la Guardia de Honor (militar), en la capital.

El abogado del exmilitar, Manuel Lima, había pedido la absolución de su cliente al sostener que durante el juicio, que se inició el pasado 23 de febrero, no se pudo demostrar con pruebas materiales la participación de Pimentel.

Lima aseguró que en el proceso nunca se presentó como prueba una almádana que supuestamente utilizaron los militares para dar muerte a los campesinos.

Sin embargo, dos exkaibiles Cesar Franco y Fabio Pinzón, los principales testigos del proceso y que según la Fiscalía también fueron miembros de la patrulla que cometió la matanza, aseguraron en el careo que Pimentel estuvo en Dos Erres y que incluso "hizo una demostración de cómo se mataba a una persona".

Pimentel es el quinto exmilitar condenado por la masacre de Dos Erres, una de las 660 que según la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH), se cometieron en Guatemala durante el conflicto armado (1960-1996) que dejó unas 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

El pasado 2 de agosto, otro tribunal de Alto Riesgo condenó a cuatro exmilitares guatemaltecos a 6.060 años de prisión cada uno por la matanza de los 201 campesinos en 1982.

Se trata de los exkaibiles Daniel Martínez, Manuel Pop, Reyes Collin y Carlos Carías, declarados culpables de haber participado en la masacre.

La presidenta de la asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Guatemala (Famdegua), Aura Elena Farfán, querellante adherida al proceso, dijo que a Pimentel siempre se le consideró como uno de los responsables de la matanza y que por ello debía de ser condenado.