Campillo de Altobuey

Campillo de Altobuey

Un hombre de unos setenta años ha sido detenido este jueves tras matar a su hijo de un disparo con una escopeta de caza en Campillo de Altobuey, en la provincia de Cuenca, han informado fuentes de la investigación. Las fuentes han indicado que el suceso ha ocurrido esta mañana en el domicilio del supuesto parricida en la localidad conquense, situada en la comarca de La Manchuela.

La víctima, de 36 años, pegaba de forma habitual a su familia y "había amenazado con matarlos a todos" si no retiraban la denuncia que habían presentado contra él. Así lo ha explicado el alcalde de la localidad conquense, Francisco López, muy afectado por un suceso que ha envuelto a una familia de agricultores, "muy humilde, muy normal", que sufría "desde hace veinte años" el maltrato del ahora fallecido. El alcalde ha explicado que el suceso ha ocurrido cerca de las 11.00 horas en el domicilio familiar y que el autor del disparo, A.M.S., que tiene 75 años, ha llamado de inmediato a la Guardia Civil para entregarse. El disparo ha sido efectuado con una escopeta de caza del calibre 12. "Supongo que ya no ha aguantado más", ha apuntado el alcalde, quien ha confirmado que la familia consiguió una orden de alejamiento de su hijo, R.M.N., pero tiempo después retiró la denuncia. Según López, lo hizo después de que el hijo les amenazara con matar a toda la familia, a los padres y a sus dos hermanos, a los que también maltrataba de forma habitual. Fuentes de la investigación han indicado que el fallecido era consumidor habitual de drogas y tenía antecedentes penales.