Manifestación en Siria

Manifestación en Siria

Al menos 33 personas han muerto este lunes y decenas resultaron heridos en Siria tras los bombardeos efectuados por las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y los Comités de Coordinación Local.

El grupo opositor detalló que 25 personas perdieron la vida en Homs (uno de los bastiones de la oposición), cuatro en la ciudad de Hama (centro), dos en Idleb (norte) y una en Deraa (sur). Unos 14 fallecidos se encontraban en el barrio de Bab Amro y otros seis murieron por disparos y fuego de las artillería pesada de los seguidores del régimen en los distritos de Inshaat, Al Bayada y Bab al Sabea.

Esos ataques del ejército sirio se vivieron también en otras zonas del norte como en la aldea de Al Yunesia, cerca de frontera con Turquía, donde al menos cuatro soldados desertores murieron en enfrentamientos con los leales a Al Asad. También varias explosiones sacudieron la localidad de Duma, en la provincia de Rif Damasco (oeste), escenario de fuertes choques entre soldados desertores y el Ejército.

Además, las fuerzas militares recorrieron la localidad de Al Qauaria, en Dir Zur (este) y dispararon contra las viviendas de forma indiscriminada, agregó el Observatorio. Estas informaciones no han podido ser verificadas por periodistas u organizaciones internacionales por las restricciones impuestas por las autoridades sirias.

La Liga Árabe

Este domingo, el Consejo Nacional Sirio (CNS), máximo órgano de la oposición, instó a los observadores de la Liga Árabe, que se encuentran en el país, a que visiten inmediatamente Homs, que sufre "una amenaza real de genocidio y de crímenes contra la humanidad".

El Observatorio destacó que el de este lunes es el ataque más intenso contra el distrito de Bab Amro en los últimos tres días, según le ha contado un testigo. Estas informaciones no han podido ser verificadas por periodistas u organizaciones internacionales por las restricciones impuestas por las autoridades sirias. El pasado día 22, un grupo de expertos de la Liga Árabe llegó a Siria para comprobar sobre el terreno que el régimen cumple con la iniciativa de esta organización para solucionar la crisis en el país, que estipula, entre otros puntos, el fin de la violencia. Desde que comenzaron las protestas a mediados de marzo pasado, más de 5.000 personas han fallecido por la represión gubernamental, según la ONU.