NUEVA YORK, 27 (EUROPA PRESS)

Las autoridades estadounidenses han elevado este viernes a 132 el número de personas fallecidas por el tornado que el pasado domingo asoló la localidad de Joplin, en Missouri, y han declarado que otras 156 siguen en paradero desconocido.

La vicedirectora de Seguridad Pública de Missouri, Andrea Spillars, ha dicho que, desde ayer, cuando se presentó un informe en el que 232 personas figuraban desaparecidas, se ha localizado a unas 90. Además, se han añadido nuevos nombres a esta lista, informa la cadena estadounidense CNN.

Una de las nuevas víctimas mortales confirmadas es un adolescente de 16 años, como ha explicado su madre, Michelle Hare. El joven salió despedido de un coche la noche del pasado domingo debido a los fuertes vientos, mientras la familia aún busca desesperada por distintas zonas de la ciudad noticias sobre otros allegados cuyo paradero desconocen.

Algunas familias podrán acceder este viernes a la morgue para identificar a sus parientes, siempre y cuando las personas a las que traten de localizar tengan características únicas que les hagan fácilmente identificables, como por ejemplo tatuajes. Sin embargo, las autoridades han pedido a otras familias que esperen hasta dos semanas antes de acceder al depósito.

El tornado ha resultado ser el más mortífero desde que Estados Unidos registra este tipo de fenómenos, desde el año 1950. El gobernador estatal, Jay Nixon, ha admitido que la magnitud de la tragedia ha retrasado el proceso de identificación de las víctimas, lo que llevará a que en parte de los casos se requieran análisis de ADN.

Nixon ha explicado, en declaraciones a la CNN, que "no se trata de poner una serie de cuerpos en fila que son fácilmente identificables", ya que "hay escenas muy, muy complicadas". "No es tan fácil como caminar junto a una fila y reconocer el cuerpo de forma instantánea", ha indicado.