SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 (EUROPA PRESS)

Un guardia civil que estaba en la reserva desde hacía dos años falleció este sábado en Cangas do Morrazo (Pontevedra) tras recibir varias puñaladas después de una riña con el hijo de su pareja.

Según confirmaron a Europa Press fuentes próximas a la investigación, el siniestro se produjo este sábado en el transcurso de una "riña familiar" en esa localidad pontevedresa. La víctima fue traslada a un centro hospitalario, pero no se pudo salvar su vida, indicaron.

Las mismas fuentes señalaron que el principal "sospechoso" de la autoría de los hechos es el hijo de su pareja, con la que vivía en Cangas.