Baloncesto.- El color negro, predominante en la cancha del Power Electronics tras adaptarla a la nueva normativa

Baloncesto.- El color negro, predominante en la cancha del Power Electronics tras adaptarla a la nueva normativa

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

El color negro es el protagonista predominante en la cancha del Power Electronics Valencia en el pabellón de la Fuente de San Luis, después de que el club valenciano haya remodelado el parqué y la pintura de la cancha para adaptarla a la nueva normativa de la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto).

La remodelación de la pista del Power Electronics, que fue presentada por el técnico asistente del equipo Néstor Mataix y el director del pabellón, Francisco Igual, se caracteriza por que la pintura negra rodea los cuatro lados del campo de juego, y también se encuentra en las zonas situadas debajo de la canasta que, tras modificarlas a las nuevas reglas de juego, pasarán de ser de forma trapezoidal a ser rectangulares, a semejanza de las canchas de la NBA.

El resto de la pista se completa con el marrón de la madera barnizada, en la que también se aprecia el cambio en la línea de triple, que pasa de 6,25 metros a 6,75, algo que ya sucedió la temporada pasada en las ligas Adecco Oro y Plata.

Mataix explicó que el hecho de aumentar la distancia de triples en medio metro "generará más espacios, ya que los tiradores no tendrán problemas para anotar con facilidad, mientras que a los que les cuesta más lanzar de lejos, quizás al principio de la Liga se vea que los porcentajes bajan un poco".

"Por lo que respecta al cambio de zona, con la forma rectangular ahora es un poco más grande. Esto ayudará más a la hora de coger el rebote y cerrar a nivel defensivo, y a nivel de ataque va a facilitar la labor a los jugadores que se desenvuelven bien en el uno contra uno", añadió.

Mataix también comentó que otro de los cambios sustanciales es que ahora ya no se sacará desde banda sólo a la altura del centro del campo, sino que, "en los últimos minutos ahora se sacará desde ocho metros en el campo ofensivo, un poco más cerca del aro para facilitar la posibilidad de conseguir canastas fáciles".

Por su parte, Francisco Igual apuntó que "no solamente el parqué ha sufrido remodelaciones", puesto que "también la nueva normativa y acuerdos de Euroliga ha obligado a los equipos a reestructurar partes e infraestructuras del edificio", como la norma que especifica que "los árbitros no pueden estar junto a los jugadores de ninguno de los dos equipos en la zona de vestuarios".