MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Después de 168 conciertos, con una asistencia de casi 4,9 millones de personas y unas ganancias de 441,6 millones de dólares, la gira de AC/DC 'Black Ice 2008-2010' se ha situado con la segunda con más ganancias de la historia, sólo por detrás del 'A Bigger Band Tour' que los Rolling Stones protagonizaron de 2005 a 2007, y que fue capaz de recaudar 558,3 millones de dólares de 147 actuaciones. La tercera posición correspondería a U2 y su 'Vertigo Tour 2005-2006' con 389 millones.

Dividiendo la gira en años, 2008 fue el que menos beneficios reportó a la banda, debido a que sólo hicieron 28 conciertos. Así, recaudaron 37,5 millones de dólares y reunieron a 400.000 fans. El precio medio de las entradas fue de 93,75 dólares, mientras que la media de asistencia fue de 14.286 (fueron conciertos en pabellones).

Ya en 2009, los beneficios del tour se dispararon hasta los 226,6 millones generados a partir de 99 conciertos, con una asistencia de 2,6 millones de espectadores. Al combinar pabellones con estadios, en este año la media de asistencia a los conciertos fue de 26.771, con un precio medio de las entradas de 85,50 dólares.

Finalmente, en 2010 el grupo australiano ganó 177,5 millones de dólares de sus últimos cuarenta conciertos, con una asistencia de 1,83 millones de espectadores. La media de asistencia por actuación ascendió a 45.606 al tratarse siempre de espacios abiertos, y el precio medio de las entradas fue de 97,30 dólares.

4,8 MILLONES DE ESPECTADORES

En resumen, AC/DC ganó durante los tres años de presentación del disco 'Black Ice' 441,6 millones de dólares gracias a 168 actuaciones -lo cual da una media de 2,62 millones por concierto-. Un total de 4,8 millones de espectadores han presenciado algún espectáculo de los australianos, pagando como media 90,60 dólares.

La gira 'Black Ice' supuso la vuelta a la carretera de la banda australiana después de ocho años alejada de los escenarios. El lanzamiento en 2008 de este álbum supuso que AC/DC fueran número 1 de ventas en 27 países y que en su primera semana el disco lograra unas ventas internacionales superiores a 1,7 millones de copias.