TIJUANA (MÉXICO), 5 (Reuters/EP)

El terremoto de intensidad 7,2 con epicentro en el norte del estado de Baja california y que se ha dejado sentir en numerosos puntos del suroeste de Estados Unidos ha provocado la muerte de al menos una persona en la localidad mexicana de Mexicali (norte) cuando se derrumbó la vivienda en la que se encontraba, según el director de los servicios de emrgencias del estado, Alfredo Escobedo.

Escobedo añadió, además, que habían recibido avisos de numerosas personas atrapadas en ascensores que quedaron bloqueados a consecuencia del seísmo, uno de los más violentos en casi dos décadas. Además, el suministro eléctrico se ha interrumpido en numerosas zonas de Baja California y en todo el estado muchos muros de contención se han derrumbado.

El epicentro del terremoto se ha localizado en una zona relativamente poco poblada cercana a la ciudad de Mexicali, una ciudad de cerca de un millón de habitantes situada muy próxima a la frontera con Estados Unidos y que es capital del estado de Baja California. A consecuencia del temblor la mayoría de las líneas de teléfono de la ciudad han dejado de funcionar.

NUMEROSOS HERIDOS EN TIJUANA AL DESPLOMARSE UN EDIFICIO

El temblor también ha causado daños en la ciudad de Tijuana, la ciudad más poblada del estado. Según un periodista de una televisión local citado por 'Los Angeles Times', un hospital de la ciudad ha sido evacuado y los pacientes trasladados a otros centros de salud por miedo a un derrumbe.

Por otro lado, un aparcamiento de dos pisos se habría desplomado a consecuencia del temblor causando numerosos heridos, mientras que la cercana sede del Gobierno regional también habría sufrido daños. Esta misma fuente afirmó que no se había podido establecer ningún contacto con la localidad de Guadalupe Victoria, de 15.000 habitantes, situada a sólo 26 kilómetros del epicentro del terremoto.

Por su parte, un restaurante se habría derrumbado tras ser evacuado en la localidad californiana de Calexico, cercana a Mexicali. "El restaurante ha quedado casi completamete destruido; las mesas volcaron y los platos cayeron por el suelo", informó el propio dueño del restaurante en declaraciones recogidas por 'The New York Times'.

El terremoto también se pudo notar en Los Ángeles, una urbe situada a más de 320 kilkómetros del epicentro del seísmo y en otras localidades californianas. "Estoy temblando como una hoja... el agua de la piscina se movía en todas direcciones", afirmó Jean Nelson, residente en la localidad de Indio, en California, situada a 190 kilómetros del epicentro.

"Aquí sólo se notó un leve balanceo", afirmó Nathalie Ruiz, que vive en un rascacielos de Los Ángeles. "No fue un temblor fuerte, pero por supuesto que tuve miedo", añadió.

Tras el temblor principal, registrado a las 15:40 hora local (0.40 hora peninsular española), se han registrado numerosas réplicas de hasta 5,1 grados en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos.