Es la primera parte de una saga, protagonizada por Laia Marull, Danielle Liotti, Rodolfo Sancho, Oscar Jaenada y Silvia Abascal

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El cine español apuesta por el género de terror clásico en 'La herencia Valdemar', debut en la dirección de José Luis Alemán. Esta primera parte de una saga de dos filmes (la segunda entrega se estrenará en el próximo Festival de Sitges) está protagonizada, entre otros, por Laia Marull, Danielle Liotti, Rodolfo Sancho, Oscar Jaenada y Silvia Abascal, además de suponer el último trabajo para la gran pantalla del actor y director Paul Naschy.

Alemán afirmó hoy en rueda de prensa en Madrid que hacer 'La herencia Valdemar' ha sido "toda una odisea". "Es la primera vez que se hace un saga de cine fantástico sin subvenciones", dijo el director, quien se ha introducido en el universo del maestro de la literatura de terror Howard Phillips Lovecraft (1890-1937). Este homenaje al cine de terror clásico "más suave y muy romántico", se estrena en los cines el próximo viernes.

El director fundó la productora La Cruzada Entertainment S.L., con la que ha producido su primera película. Es además el autor del guión de esta historia, cuyas dos entregas han costado 13,5 millones de euros, a cargo de "un grupo inversor de riesgo" y no ha contado con subvenciones oficiales. "Hemos intentado darlo todo", aseguró el director, afirmando que a mucha gente le gustaría invertir en cine "si la distribución y la exhibición estuvieran mejor organizadas".

"Quisimos ofrecer la película ya hecha, hasta con la segunda parte, a las televisiones, pero nos la han rechazado. En esta lucha (la de estrenar la segunda entrega) vamos a estar solos", afirmó Alemán.

TRAGEDIA Y DESAPARICIÓN

'La herencia Valdemar', rodada entre Comillas (Santander), Azpeitia (Guipúzcoa), Valporquero (León) y La Granjilla (Madrid), cuenta dos historias. Por un lado, la tragedia del matrimonio Valdemar, formado por Lázaro (Liotti) y Leonor (Marull), una pareja que habitaba un caserón allá por el año 1880.

Por otro, en la actualidad, una experta en valoración de mansiones antiguas (Abascal) desaparece sin dejar rastro tras recibir el encargo de tasar la vivienda. Su jefe (Poncela) contratará los servicios de un detective (Jaenada) para encontrarla. Pero la de Luisa no es la primera desaparición: otro tasador también sufrió el mismo destino.

Naschy, en el papel de mayordomo, ya se encontraba enfermo durante el rodaje del filme, pero el actor y director tiene también un papel "pequeñito" en la segunda entrega. También estará en la secuela el propio Lovecraft, del que el guionista ha querido plasmar en la película "la esencia de su obra, con un guión libre" además de "mezclar fantasía con personajes históricos, para dar mayor credibilidad a la historia".

Sobre la segunda parte, el director afirmó que se estrenará en la próxima edición del Festival de Sitges, y que los espectadores podrán verla sin necesidad de haber visto la primera entrega, que está en negociaciones para estrenarse en EEUU. "Lo ideal sería ver las dos juntas", opinó.

ALGO "NUEVO Y DIFERENTE"

Los actores, por su parte, tras recordar la figura de Naschy, "un actor importantísimo y una persona entrañable", en palabras de Alemán, también hablaron de esta saga de terror.

Liotti, que junto a Marull encarna la parte del filme ambientada en el siglo XIX, vuelve a trabajar en España tras 'Juana la Loca' y 'Piedras'. "En Italia el género de terror apenas se produce", dijo feliz de poder participar en esta experiencia "nueva y diferente".

Jaenada, Poncela y Sancho destacaron que sus personajes tendrán más protagonismo en la próxima película, llena de efectos especiales, algo que hace que sea "atrayente, porque no se suele hacer este género en España".