COPENHAGUE, 19 (de la enviada especial de EUROPA PRESS María Pin)

El director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, permanecerá en prisión preventiva en Copenhague por peligro de fuga hasta el próximo 7 de enero de 2011, y será juzgado de delitos de penados con hasta seis años de cárcel, según informaron fuentes de la organización.

El activista español lleva detenido desde la noche del jueves por la acción llevada a cabo durante la cena que la Reina de Dinamarca ofreció a los jefes de Estado y de Gobierno que acudieron a la Cumbre del Clima de Copenhague.

Concretamente, López de Uralde ha sido acusado de falsificación de documentos, pretender ser una autoridad jurídica y entrar sin permiso en un lugar privado y alterar un acto con presencia de la Reina. La policía danesa detuvo al ecologista, después de hacerse pasar por jefe de Estado, ataviado con traje de gala y desplegar una pancarta en la alfombra roja del Palacio de Chirstanborgo en la que podía leerse 'los políticos hablan, los líderes actúan'.