Actualizado: 19/12/2013 | Por europapress.es

Las autoridades presentan nuevos cargos contra el guía supremo de Hermanos Musulmanes

Las autoridades egipcias han presentado este miércoles nuevos cargos contra el guía supremo de la organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, por presuntamente incitar un asalto contra una comisaría en la capital, El Cairo, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.


MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La semana pasada, el Tribunal Penal de Giza que juzga a Badie y a otros 13 dirigentes de la organización por delitos contra los manifestantes contrarios al expresidente islamista Mohamed Mursi dictaminó el aplazamiento del juicio hasta el 11 de febrero para estudiar el caso y preparar la comparecencia de testigos.

Entre los imputados están Essam el Erian y Safwat Hegazy, así como el líder de Gamaa al Islamiya, Assem Abdel-Maged --en busca y captura--, todos ellos acusados de asesinato, suministro de armas a terceras personas, daños a la seguridad pública e intimidación por los disturbios del 15 de julio en Guiza en los que murieron cinco personas.

Badie aprovechó su primera comparecencia pública desde su detención, en agosto, para denunciar que los imputados, él incluido, son "víctimas, no acusados" y arremetió contra el Gobierno instaurado tras el golpe de Estado del 3 de julio en el que fue derrocado Mursi, al que acusó de "matar a millares", y advirtió de que los responsables "responderán ante Alá".

Desde el habitáculo rodeado de barrotes en el que compareció, el líder de Hermanos Musulmanes aseguró que todo el mundo ha podido ver "cómo el pueblo egipcio era masacrado y los cuerpos eran arrastrados como si fueran basura".

Nada más entrar en su jaula, los acusados levantaron la mano haciendo el signo de los cuatro dedos que se ha convertido en el emblema de las protestas contra el derrocamiento de Mursi concentradas en las plazas de Rabaa al Adaweya y Nahda. Ante las peticiones del juez para que dejaran de hacer el signo, El Beltagy respondió calificando de "ilegítimo y nulo" todo el proceso judicial.

Además, El Beltagy recordó que su hija, Asmaa, de 17 años, murió durante el violento desalojo el pasado mes de agosto del campamento de protesta de Rabaa al Adaweya. Un hijo de Badie también murió unos días después en la plaza Ramsés. "No os atrevéis a imputar a quienes han matado a mi hija y al hijo de Badie", reprochó El Beltagy.

En Twitter

No hay tweets disponibles
0Comentario
No te pierdas la experiencia en Windows 8
ArribaAbajo