La Musicoterapia mejora y estabiliza los parámetros fisiológicos y emocionales de los pacientes

La Musicoterapia mejora y estabiliza los parámetros fisiológicos y emocionales de los pacientes

CARMONA (SEVILLA), 16 (EUROPA PRESS)

Cristina Villalba Quesada, profesora del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Pablo de Olavide, ha afirmado que la música en directo, bien trabajada por expertos y terapeutas y compuesta para determinadas situaciones sociales o clínicas, mejora y estabiliza determinados aspectos e indicadores fisiológicos y emocionales de los pacientes, tales como la autoestima u otros aspectos sociales.

En declaraciones a Europa Press, Villalba, coordinadora del curso 'Introducción a la Musicoterapia aplicada' que cierra esta tarde su programación en el marco de la IX edición de los Cursos de Verano que la Universidad Pablo de Olavide organiza en su sede carmonense, la profesora ha reconocido la Musicoterapia como una "disciplina" sobre la cual recientes estudios doctorales e investigación actuales desarrolladas por estudiantes interesados en la terapia están arrojando luz sobre el cuerpo teórico y práctico de la misma.

Villalba ha explicado que la Musicoterapia se encuentra actualmente en un proceso de "acreditación profesional" que exige unos estudios y formación mínima en música, que pueden ser reglados o no pero siempre acreditados, tales como estudios elementales en conservatorios superiores o el conocimiento profundo de un instrumento o del lenguaje musical. Una vez alcanzado este mínimo de conocimiento musical, cualquier profesional implicado en la relación directa con las personas y con formación de nivel universitario, como enfermería, trabajo social, psicología o pedagogía, podría aspirar a convertirse en un musicoterapeuta de calidad.

En relación a las investigaciones doctorales a las que la profesora ha aludido anteriormente, ha afirmado que estos trabajos definen ya la Musicoterapia como un instrumento efectivo para tratar patologías como el alzhéimer, la depresión o traumatismos craneoencefálicos, así como a determinados colectivos tales como personas mayores, discapacitados o bebés. En definitiva, ha explicado Villalba, la Musicoterapia favorece el bienestar de pacientes con enfermedades crónicas u hospitalizaciones prolongadas, que se han convertido en campos de actuación "muy interesantes" para esta disciplina.

Además, Villalba ha querido explicar cómo surgió la iniciativa de celebrar este curso sobre Musicoterapia en el centro cultural Olavide en Carmona, una actividad que en esta edición celebra su quinto aniversario. Fue la visita a la Universidad Pablo de Olavide de una profesional de la Musicoterapia, directora del Programa de Musicoterapia por más de cuarenta años, el punto de inflexión que inspiró a Villalba para organizar este curso en colaboración con Alicia Lorenzo, Coordinadora del Curso de Formación Superior de Musicoterapia de la Universidad Autónoma de Madrid.

Finalmente, Villalba ha valorado positivamente la celebración de este seminario durante las últimas cinco ediciones de los Cursos de Verano de Olavide en Carmona, que ha contado además con una acogida muy satisfactoria entre los estudiantes que ha animado a la profesora a continuar organizando este curso con la participación de ponentes españoles, y ha aspirado a organizar unas jornadas andaluzas y promover la regulación universitaria de la Musicoterapia, canalizando así la experiencia de estos cinco años en Carmona en el reconocimiento social y profesional de una disciplina en continua expansión.