El hambre llevará a los osos polares a internarse en zonas civilizadas

El hambre llevará a los osos polares a internarse en zonas civilizadas

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El hambre llevará a los osos polares a invadir las regiones circumpolares habitadas, haciendo más frecuentes sus ataques a los seres humanos, según un estudio sobre las consecuencias del Cambio Climático elaborado por científicos de la Universidad York de Canadá.

El responsable de esta investigación, el profesor Gregory Thiemann, ha apuntado que en la naturaleza de esta especie está la necesidad de cazar para comer, de hecho, según ha apuntado, el oso polar es una de las especies carnívoras más voraces del planeta y el depredador de mayor tamaño que llega a atacar a otros grandes mamíferos como focas, morsas y ballenas.

Su necesidad de alimentarse también les ha llevado, en ocasiones aisladas, a atacar a los seres humanos, tal y como ocurrió la semana pasada en la localidad noruega de Svalbard, donde un adolescente británico falleció tras el ataque de este animal, mientras que otras cuatro personas resultaron heridas.

En este sentido, Thiemann ha indicado que si el Cambio Climático sigue afectando a los polos como hasta ahora, estos incidentes podrían ser más frecuentes en un futuro. Para el experto, a medida que aumenten las temperaturas y continúe el derretimiento de las masas heladas, el número de especies en esta zona vaya disminuyendo, lo que provocará que los osos polares invadan territorio civilizado para conseguir alimento.

"A medida que avance el cambio climático, los osos estarán más tiempo en tierra firme y sufrirán más estrés desde el punto de vista nutritivo", ha explicado Thiemann, quien ha señalado que los osos "están acostumbrados a no comer nada durante meses, en períodos sin hielo, pero se vuelven más violentos a medida que estos períodos de deshielo se prolongan cada vez más".

Los osos polares deambulan por los mares helados de todas las naciones árticas: Rusia, Alaska en Estados Unidos, Canadá, Groenlandia y Noruega, en donde se han registrado víctimas por ataques de oso en los últimos 20 años. "Hay muchos lugares en los que se están viendo más osos tierra adentro por el derretimiento de los mares helados, en donde antes conseguían apresar focas", ha concluido.