'nudes dr02', 2011

'nudes dr02', 2011

"La diferencia entre mis predecesores y yo es que ellos creían haber capturado la realidad y yo creo que he creado una foto. Todos nosotros hemos perdido, bit a bit, el sentido objetivo de eso que llamamos capturar la realidad". Thomas Ruff (Alemania, 1958) opina que la fotografía como reflejo del mundo ha dejado de tener sentido y que es necesario optar por una manera "más indirecta" y con "nuevas reglas" para hacer fotos.

¿La opción del artista alemán, que lleva más de dos décadas de carrera a sus espaldas? Capturar imágenes de Internet, someterlas a una drástica ampliación y manipularlas digitalmente para convertirlas en algo "totalmente nuevo".

Ruff expone estos días simultáneamente en Londres dos de sus últimas series, Nudes (Desnudos) y ma.r.s (de Mars, el planeta Marte). Ambas muestras estarán en cartel hasta el 21 de abril en dos de las sedes en la capital británica de la galería Gagossian.

Conceptuales y fríos

Miembro de la llamada escuela de Dusseldorf, determinista, conceptual y fría, Ruff tiene casi tanto éxito entre marchantes y coleccionistas como otros dos de sus compañeros de estudios, Andreas Gursky y Candida Höffer. Los tres, que fueron a clase juntos en la Kunst Academie de la ciudad alemana, gustan de vender tamaño y no les importa ser considerados ampliadores más que fotógrafos.

Según los organizadores de las exposiciones londinenses, las obras de Ruff intentan explorar "los límites del medio" fotográfico sin que importe la técnica o el modo de apropiación de las imágenes. Para Nudes el artista robó fotos pornográficas de Internet y para ma.r.s se apropió de piezas del fondo gráfico de la NASA.

Fascinado por la astronomía desde que era un crío, para la serie sobre el planeta Marte transformó las fotos originales de la NASA, en blanvo y negro, con capas de colores muy saturados (desde el rojo sangre al gris plata). En este trabajo también ha experimentado con los efectos tridimensionales, que se pueden percibir con o sin gafas especiales.

"Transformar la carnalidad en niebla"

Los desnudos son otra vieja obsesión de Ruff, que desde 2003 trabaja en el procesado extremo de fotos que captura de páginas web de pornografía. Para "nublar" la crudeza explícita de las imágenes, el artista las amplía todo lo posible, logrando que la "carnalidad" se transforme en "niebla".

"La realidad ya no es real, ya no es auténtica", dice el fotógrafo sobre su obra. "Mis fotos tienen la autenticidad de una realidad manipulada y pred iseñada".