Quizás estás rozando la vigorexia... ¡Aquí lo descubrirás!

Acudir a un gimnasio y desfogarse en la sala de pesas está bien, pero convertirlo en el centro de tu vida y obsesionarte puede resultar peligroso.

. ¿Estás rozando la vigorexia? Aquí podrás descubrirlo...