Más de 300 personas siguen trabajando en el incendio de Huesca

Más de 300 personas siguen trabajando en el incendio de Huesca

HUESCA, 11 (EUROPA PRESS)

Los vecinos de Noales, desalojados a causa del incendio en La Ribagorza activo desde este jueves, han podido volver a sus casas y los medios aéreos se han reincorporado esta mañana a las tareas antiincendios, dado que el viento sopla con menos intensidad.

Así, más de 300 personas siguen trabajando en el incendio, el perímetro ya está controlado y la situación es "estable", según han informado fuentes del Gobierno de Aragón.

Estas circunstancias han permitido que anoche pudieran volver a sus casas los vecinos de Noales, igual que hicieron a lo largo de este sábado los de Neril y Señiú.

Asimismo, las condiciones meteorológicas han permitido que se incorporen a las labores de extinción los medios aéreos. Además, las previsiones indican que el viento irá disminuyendo de intensidad a lo largo de la jornada.

Los trabajos se van a concentrar durante la mañana en el frente este, en el término municipal de Montanuy. Los últimos datos indican que el fuego ha quemado entre 1.100 y 1.200 hectáreas.

El operativo antiincendios coordinado por el Gobierno de Aragón está compuesto por más de 300 personas. En la zona están trabajando tres cuadrillas helitransportadas (Alcorisa, Peñalba y Ejea), tres hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, un helicóptero bombardero Kamov, una unidad helitransportada de Castellón, la brigada de intervención rápida de Ruente (Cantabria) y dos helicópteros de la UME (uno de extinción y otro de coordinación).

Además hay desplegadas cinco cuadrillas terrestres (Boltaña, Bajo Ésera, Calamocha, Planizar y Alto Matarraña), cuatro autobombas del Gobierno de Aragón (Plasencia, Adahuesca, Labuerda y Alcolea) y otras siete de la comarca de la Ribagorza, del Ayuntamiento de Huesca, la Comarca de la Hoya y la Diputación Foral de Navarra, que aporta 7 bomberos.

Por su parte la Unidad Militar de Emergencias (UME) colabora con un equipo sanitario, dos secciones completas provistas de 12 autobombas, 4 camiones nodrizas y un bulldozer, además de Policía Militar. El despliegue antiincendios se completa con otros 3 bulldozer del Gobierno de Aragón.

El director general de Gestión Forestal del Ejecutivo aragonés, Roque Vicente continúa en la zona siguiendo la evolución de los trabajos de extinción. También permanece la directora general de Bienestar Social, Cristina Gavín.