HUELVA, 4 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Huelva ha ordenado poner en marcha una investigación sobre el patrimonio de José Franco de la Cruz, alias 'El Boca', que este martes salió de la cárcel tras cumplir 21 de los 44 años a los que fue condenado por el asesinato de Ana María Jerez Cano, la niña de nueve años asesinada y violada en 1991 en Huelva, con el fin de que indemnice a la familia de la víctima.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, esta investigación se ha ordenado a petición de la acusación particular con el fin de conocer si tiene capacidad o no de asumir el pago de la indemnización de 90.000 euros impuesta por el tribunal que le juzgó en 1993, una cantidad que no abonó en su día al declararse insolvente.

Estas mismas fuentes, tras investigaciones realizadas, señalan que se sospecha que 'El Boca' ha podido obtener recursos económicos durante este tiempo gracias a una herencia al morir sus progenitores, con el fin de que "al menos se le prive del disfrute de su parte".

El objetivo de la acusación particular es profundizar en las medidas de seguridad, es decir de la extensión a toda la familia de la orden de alejamiento impuesta a 'El Boca', una petición que la Audiencia aún no ha contestado teniendo en cuenta que éste ya se encuentra el libertad y puede quebrantar la condena, que le prohíbe visitar Huelva durante los próximos seis años.

Tras la salida de prisión de José Franco de la Cruz, después de que la Audiencia declinara aplicar la doctrina Parot, la familia se plantea dos caminos que se basan por un lado en interponer un recurso de súplica que tendría que resolverlo la Audiencia o interponer un recurso al Tribunal Supremo.

Por su parte, la madre de la víctima, Adoración Cano, aseguró este martes en declaraciones a Europa Press que 'El Boca' "no debería haber salido nunca de la cárcel porque es un asesino con sentencia firme y no ha cumplido ni la mitad de la condena", a la par que señaló que no quiere "entrar en el juego de ese monstruo" tras salir de la cárcel con actitud 'chulesca', momento en el que éste manifestó que no se "arrepiente de nada porque no ha hecho nada" y también ha declinado pedir perdón a la familia de la víctima porque es "inocente" de los hechos por los que fue condenado y ha cumplido condena.