Venerabilis, la web de religiosos católicos gays italiana

Venerabilis, la web de religiosos católicos gays italiana

Occidente vive una proliferación de grupos de reunión de religiosos que reconocen su tendencia homosexual. Betania en Colores, la agrupación de curas y monjas homosexuales que se reúne clandestinamente en Madrid, es el ejemplo español.

En Francia lleva varios años funcionando Pescadores de hombres, un grupo "discreto de intercambio y convivencia" para religiosos gays, según describen en su página web.

En las últimas convivencias organizadas por Pescadores de hombres participaron un centenar de religiosos franceses. Los asistentes describen su pertenencia al grupo como "una experiencia liberadora".

Venerabilis, religiosos gays en Roma

En EE UU, la Gay Christian Network también tiene su propio grupo de religiosos. En enero organizaron su conferencia estatal en Florida e invitaban a cientos de participantes a rezar y buscar a Dios conjuntamente.

En Roma opera Venerabilis. Se trata, exclusivamente, de una web –que según la prensa italiana opera desde Turquía– y que busca poner en contacto a todos los religiosos católicos de condición homosexual.

Venerabilis mantiene abiertos foros, chats y zonas de noticias en italiano, francés, inglés y también en castellano.

En español, francés, inglés e italiano

Los fundadores de Venerabilis defienden abiertamente la sensibilidad homosexual de los religiosos consagrados a Dios, pero critican ferozmente el modo de vida gay, por encontrarlo "opuesto" a la vida religiosa que predican.

En la zona en castellano se puede leer un mensaje en el que se anuncia el proyecto de Betania en Colores: "Estamos viendo la posibilidad de abrir un espacio de encuentro a sacerdotes, religiosos y religiosas LGTB", se lee. Fue publicado en marzo de 2010.

Otro sacerdote español y gay, que dice vivir en Andalucía, busca contactar con otros sacerdotes españoles o residentes en España. "No busco sexo", especifica, "solo compartir nuestras mutuas inquietudes personales y ministeriales y, si es posible, generar una amistad sin caretas y sin temor a ser juzgado".