Francia reconoce la legitimidad del Consejo Nacional Libio

Francia reconoce la legitimidad del Consejo Nacional Libio

MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Lo dejó entrever este domingo Nicolas Sarcozy, presidente francés, cuando aplaudió la creación del Consejo Nacional Libio, impulsado por las fuerzas contrarias a Gadafi, "los principios que lo constituyen y los objetivos que tiene asignados". Cuatro días después, el Ejecutivo galo oficializó que reconoce a este órgano como representante legítimo del país del norte de África. Siempre de la mano, Berlín decidió, también este jueves, congelar las cuentas del Banco Central de Libia y la Autoridad Libia de Inversiones en Alemania. El dirigente Muamar Gadafi controla ambas y el Gobierno germano pretende evitar que las utilice como "fuente de financiación para su régimen".

Después de que Sarkozy recibiese a Mahmud Jebril y Ali Essawi, jefe del comité de crisis y 'ministro de Exteriores' del organismo rebelde, respectivamente, el Gobierno galo anunció: "Francia reconoce al Consejo Nacional como el legítimo representante del pueblo libio. El propio presidente lo había dejado entrever este domingo, cuando apoyó la agrupación, "los principios que lo constituyen y los objetivos que tiene asignados". El Elíseo también informó de que "habrá un intercambio de embajadores entre París y Benghazi (sede del órgano)".

Benghazi clamó al conocer la medida gala. Los ciudadanos de la ciudad sede del Consejo Nacional Libio celebraron la noticia con sus cláxones y algunos incluso realizaron disparos al aire. Según representantes de los rebeldes, Francia es el primer país del mundo en reconocerles.

Mustafá Gheriani, responsable de comunicación y portavoz del organismo, pidió que, ahora que un 'pionero' "ha roto el hielo", "toda Europa" tome nota. Añadió ante la BBC que "éste es el primer clavo en el ataúd de Gadafi". Una fuente diplomática francesa manifestó la misma idea: "Esperamos que la UE nos siga".

También el jueves, Alemania lanzó su particular muestra de apoyo a la sublevación congelando las cuentas del Banco Central de Libia y la Autoridad Libia de Inversiones en el país germano. El Ministerio de Economía precisó en un comunicado que la medida también afectará a las cuentas de la Cartera de Inversiones en África y del Banco Exterior Libio. Asuntos Exteriores, Finanzas y el Bundesbank apoyan la medida.

Berlín asegura que Muamar Gadafi controla los fondos y pretende, así, evitar que los emplee en la lucha contra el levantamiento: "Constituyen una posible fuente de financiación para su régimen".

Alemania acata así a la decisión de la Unión Europea (UE) de tomar medida contra los bancos estatales controlados por el mandatario de la región africana. La UE ha impuesto sanciones financieras a Gadafi, a su familia y a algunos colaboradores y simpatizantes de su Gobierno como respuesta a la represión violenta de la revuelta popular que comenzó el pasado febrero.

También ha impuesto una prohibición de viaje al líder libio, a su familia y a varios partidarios, ha establecido un embargo de armas y ha prohibido la exportación de materiales que podrían ser utilizados por las fuerzas de seguridad contra los rebeldes. Por ejemplo, piezas antidisturbios y gases lacrimógenos.

Ambos ejecutivos tomaron estas decisiones el mismo día en el que los ministros de Exteriores de la UE se reunían en Bruselas para discutir sobre Libia y preparar la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete. El tema central de la reunión, que tendrá lugar este viernes, también es el conflicto norteafricano.

LA OTAN AUMENTARÁ SU PRESENCIA EN EL MEDITERRÁNEO

Bruselas fue este jueves sede de la reunión en la que los ministros de Defensa de la OTAN acordaron que aumentarán la presencia "de los activos marítimos" aliados en el centro del Mediterráneo. El objetivo es reforzar reforzar las capacidades de vigilancia en la zona. Lo confirmó en una rueda de prensa Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la organización.

Según fuentes aliadas, el almirante James Stavridis, comandante supremo aliado en Europa, desplazará al centro de este mar medios marítimos que se encuentran ahora en la zona. Entre ellos figura el submarino español Mistral, integrado en la operación antiterrorista en la zona Active Endeavour. También podrá movilizar a los medios que se integran en el Grupo Permanente Marítimo 1 de la Alianza y el Grupo de Fuerza de Medidas Contra Minas de la OTAN.

Carma Chacón, titular de Defensa española, celebró la decisión: "España ya solicitó hace 15 días que los medios marítimos que tiene la OTAN a su disposición se desplazaran con ese objetivo de vigilancia de la zona libia hacia el Mediterráneo central, cosa que hoy ha ratificado la Alianza".

Su homólogo estadounidense, Robert Gates, precisó: "Mi impresión es que no estamos hablando tanto de aumentar el número de barcos, sino de reposicionar los que ya están en la región" para acercarlos a Libia.

VIGILANCIA 24 HORAS

La vigilancia de los aviones AWACS, también desplegados en el marco de la operación Active Endeavour, también se incrementará. Chacón explicó que actuarán 24 horas al día y fuentes aliadas confirmaron que este jueves ya había cinco de ellos desplegados en este horario. Antes de la reunión había tres aparatos vigilando durante 10 horas.

Rasmussen afirmó que el desplazamiento de medios navales resulta "vital" para aumentar las capacidades de vigilancia de la OTAN en la zona, incluso si se cumple el embargo de armas que la ONU ha atorizado. El secretario general hizo hincapié en el término "vigilancia". La actual resolución del Consejo de Seguridad del organismo, puntualizó que la OTAN no puede emplear la fuerza armada.

Si los Veintiocho aliados requieren "medidas más activas para aplicar el embargo de armas", necesitarían una nueva resolución del Congreso, puntualizó Rasmussen. Éste anunció que existe un acuerdo de "planificación de apoyo humanitario", por si Libia lo necesitase. La situación del país preocupa en gran medida a los miembros de la OTAN, que "cada día, cada hora", reciben informaciones acerca "de nuevas violaciones (...) contra los civiles".

ZONA DE EXCLUSIÓN

Otro de los acuerdos de los Veintiocho reside en pedir a las autoridades militares "una planificación detallada" para decretar una zona de exclusión aérea sobre Libia. Se trata preparar la acción, por si la OTAN recibiese una resolución "clara" del Consejo de Seguridad de la ONU, explicó Rasmussen.

Dada la necesidad "expresa" del 'OK' de la ONU, Chacón aseveró que los aliados no entraron en detalle en esta discusión. Las posibilidades para efectuar el decreto "se concretarán" en un nuevo encuentro, el próximo 15 de marzo.

"La OTAN está unida, permanece vigilante y preparada para actuar", sentenció Rasmussen. Es la conclusión final del secretario. Aun así, hizo hincapié una y otra vez en algo que ya había anunciado antes del encuentro de los representantes de Exteriores: "Cualquier opción debe respetar tres principios clave: debe haber una necesidad demostrable para una acción (...), base legal clara, y un apoyo regional firme".