Bono: un hombre no es culpable de lo que le sucede a un pueblo

Bono: un hombre no es culpable de lo que le sucede a un pueblo

ALCÁZAR DE SAN JUAN (CIUDAD REAL), 27 (EUROPA PRESS)

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha señalado, tras las críticas al presidente José Luis Rodríguez Zapatero y a su Gobierno, que "un hombre no es culpable de lo que le sucede a un pueblo" y ha vuelto a recordar la "injusticia irreparable" que se cometió con el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez cuando ocupaba el poder.

El también expresidente de Castilla-La Mancha, en un acto preelectoral en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ha indicado que es cierto que España está atravesando "un momento difícil" y "somos críticos" con el presidente y con su Gobierno, pero ha recordado la injusticia que se cometió en su momento con Suárez, a quien "maltrató la oposición, la prensa y los suyos", y hoy la historia reconoce el papel que jugó en España, ha agregado. "Un hombre no es culpable de lo que le ocurre a un pueblo", ha aseverado.

"Cuando se critica a Zapatero yo digo: ¿pero no habéis mirado al otro?", ha afirmado Bono, quien ha pedido no ser "necios" y darse cuenta de que Zapatero es mejor que Rajoy. Así, ha dicho que los que quieren achicar la legislatura y al presidente "no son grandes, son chicos" y ha recalcado que en 2012 el PSOE contará con un candidato que lleve a Rajoy "al lugar chico que merece, es decir, en la oposición".

Bono ha pedido que no se "arrugue nadie" ante las próximas elecciones y ha apelado a las personas que han muerto y que fueron maltratados en silencio, olvidados y que se fueron sin poder disfrutar de unas vacaciones.

Sobre Castilla-La Mancha, ha dicho que antes de todas las elecciones en la región, las encuestas daban vencedor al PP, y ha asegurado que con José María Barreda se trata "más que como un amigo, como un hermano". Así, ha indicado que no se imagina a Zaplana votando a Camps y se ha preguntado si Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre se votarán entre ellos.

Por último, ha destacado que en el acto "hay banderas de España", que no son "patrimonio de la derecha" y que representan un sentimiento de hermandad y solidaridad. Además, ha dicho que "no estamos para inventar nuevas naciones" y ha defendido la radical igualdad de todos los españoles, "nazcan donde nazcan".