Iñaki Urdangarin

Iñaki Urdangarin

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, expresidente del Instituto Nóos entre los años 2004 y 2006, le aseguró al empresario Miguel Zorío, imputado también en el caso Nóos de presunta malversación de fondos públicos, que su socio Diego Torres le estaba "robando".

Diego Torres fue el socio de Urdangarin en el referido instituto y su mujer, Ana María Tejeiro, era la responsable del área jurídico fiscal de esta fundación sin ánimo de lucro. Según consta en la declaración de Urdangarin ante el juez instructor de esta causa, José Castro, Ana María Tejeiro retiró 147.000 euros del Instituto Nóos firmando cheques de una chequera en la que figuraba las iniciales I.U., en alusión a Iñaki Urdangarin. En la conversación que mantuvo en su día con Zorío, el duque de Palma aseveró: "Me está robando", una frase que ha ratificado Urdangarin en su declaración, en respuesta a preguntas del fiscal Pedro Horrach.

A su vez, el fiscal se ha referido a Zoiro en estos términos: "A uno bueno se lo dijo, que facturó medio millón de euros contra el Instituto Nóos por servicios no prestados". Miguel Zorío es dueño de Lobby Comunicación y trabajó con asiduidad con Urdangarin y Torres a partir de 2004, cuando llevó la prensa del Valencia Summit, una cumbre deportiva que realizó Nóos para el Gobierno valenciano y que está siendo investigada.

Urdangarin ha insistido en que su función en el Instituto Nóos era llevar las "relaciones institucionales a gran nivel y diseñar los planes comerciales, pero no el tema de la facturación". De los asuntos contables, el duque de Palma ha afirmado que se encargaba Marco Antonio Tejeiro y que, su vez, recibía órdenes de Diego Torres, que presidió el instituto a partir del año 2006, cuando lo abandonó Urdangarin a instancias de la Casa Real.

También ha sido preguntado por el fiscal por la inmobiliaria Aizoon, una de las empresas satélites investigadas en esta causa y que era propiedad de Urdangarin y su esposa, la infanta Cristina. El duque de Palma ha manifestado al fiscal que la infanta Cristina no tenía "nada que ver" con la gestión de esta empresa.

"No contravino a la Casa Real"

Urdangarin ha insistido en varios momentos de su declaración ante el juez del caso Palma Arena en que "en modo alguno" contravino la recomendación de la Casa Real de no contratar con instituciones públicas ni mantener asociaciones mercantiles a largo plazo con Diego Torres. En su declaración judicial de 43 folios, el duque de Palma ha admitido haber intervenido en dos proyectos empresariales en 2008 y haber abordado por correo electrónico cuestiones relativas a diversas facturaciones a empresas, pero ha subrayado que dicha actuación "en modo alguno" contraviene la recomendación que le hizo la Casa del Rey. Según ha explicado Urdangarin en su comparecencia judicial, la recomendación se refería a la no conveniencia de contratar con instituciones públicas, a que no mantuviera asociaciones mercantiles a largo plazo con Diego Torres y a que no presidiera instituciones como la Fundación Areté y similares, todo lo cual cumplió.

Urdangarin ha remarcado ante el juez que él se desligó "de hecho y de derecho el 20 de marzo de 2006" del Instituto Nóos, en el que Diego Torres era su socio, tras las recomendaciones de la Casa Real. El marido de la infanta Cristina ha subrayado ante Castro que él nunca entendió que le estuviera vedada la actividad empresarial con el sector privado y precisamente los dos proyectos en los que intervino en 2008 fueron con sociedades privadas.