Fosa guerra civil

Fosa guerra civil

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, ha avanzado este lunes que solicitarán al Tribunal Supremo que resuelva "con carácter de urgencia" el conflicto de competencias sobre los órganos que deben asumir la apertura de fosas de la Guerra Civil. También ha pedido a la Justicia que no deje de investigar los crímenes cometidos en esa etapa.

La asociación presidida por Emilio Silva ha acogido "favorablemente" la absolución de Baltasar Garzón por investigar los crímenes y desapariciones del franquismo, aunque ha apuntado que desconoce aún los argumentos de la sentencia dictada por el Tribunal Supremo y si ésta establece "algún tipo de restricción" sobre la investigación de estos casos.

Silva ha confesado que él pensaba que el juicio acabaría en una sentencia condenatoria. "Cuando la Justicia, con todo lo que supone un caso como éste, lo lleva ante un juicio es porque hay muchas evidencias y choca un poco esa desproporción entre todo lo que ha ocurrido y cómo ha quedado la votación", ha argumentado.

Además, ha tildado de "preocupante" el papel mantenido por el juez instructor Luciano Varela al "extralimitarse" en su actuación y recomendar a las partes las correcciones que debían hacer en sus escritos de acusación.

"Vamos a reclamar al Tribunal Supremo que resuelva con carácter de urgencia un conflicto de competencias que rebotó la causa a decenas de juzgados, de los cuales muchos no han hecho nada y otros, los de San Lorenzo de El Escorial y Granada, han rechazado la inhibición", ha apuntado Silva.

"Ante una situación similar no puede ser que la Justicia ofrezca tres respuestas diferentes", ha indicado, para expresar que, a su juicio, el Supremo debería haber resuelto sobre la competencia antes de juzgar al exjuez de la Audiencia Nacional.

"La intervención de los poderes públicos debe ser urgente para eliminar el sufrimiento que tienen las familias", ha expresado, para señalar que, a ello se suma, que muchos afectados son personas de avanzada edad. Así, ha recordado que uno de los testigos, Jesús Pueyo, murió poco antes de poder contar su experiencia en el Supremo.

Por último, ha destacado que las familias seguirán trabajando en la exhumación de los restos de los desaparecidos de la Guerra Civil y el franquismo enterrados en fosas, gracias a los "grupos voluntarios" que ayudan en esta labor. "Debería tener alcance político el derecho de identidad y el derecho a poder enterrar a un ser querido dignamente", ha concluido.

Dudas sobre cómo proceder

Cuando la Audiencia Nacional resolvió que el juez Garzón no era competente para investigar los crímenes franquistas y ordenar la apertura de fosas, éste se inhibió a favor de  los juzgados territoriales; pero algunos juzgados, como el de San Lorenzo de El Escorial y Granada rechazaron la inhibición y plantearon una cuestión de competencia al Supremo.

El Supremo, en abril de 2010, decidió que suspendería su decisión sobre esta cuestión de competencia hasta que no se resolviera la causa contra Garzón. Fuentes del Supremo explicaban este lunes a 20minutos.es que la decisión tardaría todavía un tiempo indeterminado en tormarse, pero marcaría las pautas de actuación de aquellos juzgados que tuvieran dudas sobre cómo proceder.