El uso del cinturón de seguridad reduce el índice y la gravedad de los accidentes de tráfico y su uso es obligatorio también en los asientos de atrás del coche.