Bebé rescatado en Turquía

Bebé rescatado en Turquía

Un bebé de dos semanas fue rescatado este martes con vida bajo los escombros de un edificio 46 horas después del terremoto de 7,2 de magnitud que sacudió el este de Turquía, informaron las cadenas de noticias turcas.

Azra, como se llama la pequeña, fue rescatada por un equipo sanitario en la localidad de Ercis, la más afectada por el seísmo y donde unos 80 edificios han resultado destruidos.

A las pocas horas fue rescatada su madre, que la mantuvo sobre su pecho durante los dos días que estuvieron atrapadas. Han rescatado también a su abuela, el padre sigue desaparecido.

Las tres fueron encontradas bajo los escombros de su casa. La diminuta Azra, así como su madre Semiha y la abuela Gülsaadet lograron sobrevivir dos días a la tragedia al haberse protegido de los cascotes bajo un sofá.

"Sacar a la bebé ha sido fácil porque era muy pequeñita", decía eufórico Ercan Toprak, director del equipo de rescate de la provincia de Esmirna (oeste), tras rescatar a Azra.T res horas más tarde lograron sacar con vida también a la madre y la abuela, lo que causó lágrimas de alegría y aplausos entre los que se encontraban presentes, informó la agencia de noticias privada DHA.

A Azra se le suministró suero y fue puesta a resguardo en una incubadora debido a que, según los doctores, ha perdido líquidos en estos dos días bajo los escombros. Pero, a pesar de las pequeñas heridas y hematomas sufridos, los doctores han informado de que el estado de salud de la niña "es bueno".

Según la información recogida por la edición digital del diario Hürriyet, la pequeña Azra nació prematuramente en la localidad de Sivas (Anatolia Central), donde habitan sus padres, el pasado 9 de octubre, por lo que fue ingresada en el hospital. Sin embargo, el abuelo, Ahmet Karaduman, que trabaja como pediatra en Ercis, la llevó a su casa alegando qué él sabría "mejor que nadie" cómo cuidar a su nieta.

De este modo, el terremoto sorprendió a la familia Karaduman mientras estaban en casa del abuelo y cuando Azra apenas cumplía 14 días.

"Mi mujer, mi nuera, mi nieta (Azra) y yo estábamos en la misma habitación. Mi hijo Sinan (el padre de Azra) estaba en otra habitación. Con el temblor me vi despedido fuera de la casa. Pero ellos quedaron dentro", explicó Ahmet Karaduman.

Durante dos días, casi sin esperanza de encontrar vivos a los suyos, se dedicó a ayudar a los niños supervivientes del terremoto, aunque tampoco apartó la vista de los trabajos de desescombro en su casa. "No tenía esperanza, pero Azra se ha salvado y también mi nuera y mi mujer viven. Ahora rezo para que mi hijo también continúe con vida", aseguró Ahmet Karaduman.

432 muertos

Al menos 432 personas han muerto y 1.352 han resutado heridas como consecuencia del terremoto en Turquía, según el último balance difundido por la Administración de Desastres y Emergencias.

Este organismo había dicho poco antes que el seísmo, que afectó a la provincia de Van, había provocado el derrumbe de 2.262 edificios, la mayoría en Ercis, una ciudad de 100.000 habitantes.

Turquía solicitó este martes ayuda a Israel para colaborar en las labores de rescate y auxilio a los damnificados del terremoto que el domingo sacudió el país y tras haber rechazado varios ofrecimientos oficiales en los últimos días.

Envío de ayuda

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, está al frente de los preparativos para el envío de la ayuda urgente a Turquía, según un comunicado oficial difundido esta tarde por de su Ministerio. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, rechazó en los últimos dos días sendos ofrecimientos de su homólogo israelí, Benjamín Netanyahu, para colaborar en las labores de socorro. En un primer momento, Ankara aseguró en un comunicado que estaba investigando el nivel de los daños ocasionados por el temblor y que no era necesaria ningún tipo de ayuda urgente internacional. Sin embargo, funcionarios israelíes citados por la prensa local manifestaron que sus homólogos turcos solicitaron oficialmente la asistencia y que el Ministerio de Exteriores turco pidió a Israel el envío de estructuras portátiles para que puedan ser empleadas como viviendas temporales por aquellos que han perdido sus casas y deben enfrentarse a gélidas temperaturas. La oferta de asistencia a Turquía podría ser un primer paso que ayude a mejorar las relaciones entre ambos países, enfrentados desde el violento asalto israelí a una flotilla con destino a Gaza en 2010, en el que comandos especiales israelíes mataron a nueve activistas turcos.