Musharraf achaca a una negligencia la presencia de Bin Laden en Pakistán

Musharraf achaca a una negligencia la presencia de Bin Laden en Pakistán

WASHINGTON, 22 (Reuters/EP)

El ex presidente de Pakistán en el exilio Pervez Musharraf asegura que hubo negligencia, y no complicidad, por parte de las autoridades paquistaníes hacia el difunto líder de Al Qaeda, Usama bin Laden. "Debemos convencer al mundo y a Estados Unidos de que el asunto de Usama bin Laden no fue por complicidad, fue una negligencia de un tamaño monumental", ha dicho desde Washington.

Estados Unidos sospecha que Bin Laden vivía en Abbottabad (cerca de Islamabad) desde hacía cinco años, y los dos primeros fueron bajo el mandato de Musharraf. "Digo con confianza y seguridad que no hubo complicidad porque estoy muy seguro de una cosa: yo no lo sabía, independientemente de que me crean o no", ha subrayado.

En su opinión, la desaparición de las sospechas sobre Bin Laden sería "el punto de partida para restablecer alguna especie de confianza y seguridad mutuas", algo necesario pues las relaciones bilaterales están "en su punto más bajo de la década".

Para acabar con esas sospechas, Musharraf ve necesario que Pakistán demuestre que no auspicia activamente al grupo insurgente Haqqani y otras milicias en la frontera con Afganistán. Entretanto, Estados Unidos debería "mostrar consideración" sobre la sensibilidad de la soberanía y el arsenal nuclear paquistaní, así como de las difíciles relaciones entre Pakistán e India.

La soberanía es un tema que cobra especial relevancia por la frecuencia con que Estados Unidos emprende ataques no tripulados sobre suelo paquistaní. Aunque los objetivos son siempre fuerzas insurgentes, no en pocas ocasiones los bombardeos han provocado víctimas entre la población civil.

Musharraf, de 67 años de edad, gobernó Pakistán entre 1999 y 2008. Se alió con Estados Unidos y su ex presidente George W. Bush a raíz de los atentados del 11-S. El ex general vive actualmente en Londres, pero pretende volver a Islamabad el próximo año para presentarse a las elecciones de 2013.