Las mujeres en las fiestas 'Bunga-Bunga' de Berlusconi se disfrazaban de monjas

Las mujeres en las fiestas 'Bunga-Bunga' de Berlusconi se disfrazaban de monjas

ROMA, 16 (EUROPA PRESS)

La joven modelo marroquí Imane Fadil ha declarado este lunes ante el tribunal de Milán que juzga al exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi por un caso de inducción a la prostitución de menores relacionado con Karima el Marough, alias Ruby, que las mujeres que participaban en las fiestas 'Bunga-Bunga' organizadas por 'Il Cavaliere' en su villa milanesa de Arcore se disfrazaban de monjas e incluso como el futbolista brasileño Ronaldinho.

Fadil, que es una de las jóvenes que participó en esas celebraciones con Berlusconi, ha declarado en el juicio paralelo que sigue el mismo tribunal para aclarar el papel que tuvieron en esas fiestas el empresario Lele Mora, el periodista Emilio Fede y Nicole Minetti, consejera regional de Lombardía.

Fadil ha comparecido junto a otras dos modelos, Chiara Danese y Ambra Battilana, que también estuvieron en las fiestas 'Bunga-Bunga' en la villa de Arcore, situada a las afueras de Milán, según ha informado el diario 'Il Corriere della Sera'.

La joven marroquí ha asegurado que Berlusconi le dio un sobre con 2.000 euros por haber acudido a una de las fiestas y que ella misma pudo ver a Nicole Minetti, que posteriormente fue designada consejera regional de Lombardía, haciendo un baile erótico vestida de monja ante el entonces 'premier', antes de quitarse la ropa y pasar la noche con 'Il Cavaliere' junto a otras dos modelos.

"Era educadísimo, intentó que me encontrara a gusto", ha relatado antes de explicar que Berlusconi le invitó a entrar en su despacho para conversar en privado. "Me miró y entendió que estaba avergonzada. Me dijo que fuera con las gemelas. Nos hizo regalos, entre otros un reloj con el escudo del Milán, y unos anillos. Entonces, me cogió aparte y me dijo: 'No me gustaría que te ofendieras pero creo que lo necesitas', antes de darme un sobre. Dentro había 2.000 euros en efectivo", ha contado Fadil.

La modelo ha explicado ante el tribunal de Milán que fue a las fiestas de la villa de Arcore tras haber sido presionada por un desconocido de "unos 45 años" rubio, alto y con ojos azules, un hombre que le dio "un nombre italiano aunque no era italiano". "Me encontré a ese hombre cerca de la casa y me dio un teléfono no interceptable para cerrar una cita en Arcore, pero no quise", ha explicado.

El desconocido, según el testimonio de Fadil, llegó a amenazarle para que no contara a nadie lo sucedido en la villa milanesa de Arcore. "Esa persona me amenazó, me dijo: "Si dices cualquier cosa sobre nuestra reunión, será culpa tuya", ha indicado.

Fadil también ha advertido en el juicio de que Ruby, que era menor de edad cuando se celebraron las fiestas, tiene "videos" y fotografías "comprometedores" de las fiestas de 'Il Cavaliere' en su finca de Milán que ella misma tomó sin conocimiento de los asistentes. "Barbara Faggioli me dijo que Ruby tenía en su posesión unos vídeos que podrían causar un gran lío y que provocarían problemas a Silvio Berlusconi", ha dicho.

La joven modelo marroquí también ha confirmado que la consejera regional de Lombardía, Nicole Minetti, y la 'showgirl' Barbara Faggioli llegaron a disfrazarse de monjas para realizar bailes eróticos en las fiestas 'Bunga-Bunga'. "Estábamos de pie, estábamos tomando algo en la barra", ha explicado, en referencia a una de las fiestas de febrero de 2010.

"Faggioli estaba haciendo un número en la sala Bunga-Bunga. Después de diez minutos, desapareció acompañada por Minetti y volvieron con túnicas negras, cruces y una toga e hicieron un numerito que nunca que habría esperado. Hicieron 'Sister Act', se quitaron la túnica y se quedaron sólo con la ropa interior", ha explicado, antes de asegurar que otra modelo, Iris Berardi, bailó en otra fiesta disfrazada como el delantero brasileño Ronaldhino, con la equipación del Fútbol Club Barcelona incluida.