Mario Monti con Mariano Rajoy, en Seúl

Mario Monti con Mariano Rajoy, en Seúl

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha asegurado este martes que sus críticas a la situación económica española fueron un "malentendido" y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, le ha recordado la necesidad de que los socios europeos sean "solidarios" en momentos de dificultad. Fuentes del Ejecutivo español han resumido con estas palabras la reunión bilateral que Rajoy y Monti han mantenido en Seúl, donde ambos participan en la Cumbre de Seguridad Nuclear. Monti advirtió el domingo en un acto público que España estaba dando "motivos de gran preocupación a Europa", ya que su situación económica podría provocar "un efecto contagio que podría extenderse por el continente". Este martes ha explicado a Rajoy que sus palabras deben interpretarse como una llamada a todos los socios a "no relajarse en el esfuerzo". Según han señalado las fuentes de la delegación española, tras insistir en que los países monitorizados por Bruselas tienen mucho trabajo por delante, Monti ha destacado que siempre ha subrayado la "rapidez" con la que ha actuado el Ejecutivo español y la "determinación" de su reforma laboral.

Elogiar la reforma laboral

El italiano ha garantizado a Rajoy que no es costumbre del Gobierno italiano comentar las políticas de otro país y que, en cualquier caso, sólo lo haría para elogiar la reforma laboral. Rajoy ha escuchado sus palabras y ha recalcado la importancia de que todos los socios europeos se ayuden y sean "solidarios" en un momento complicado. Ha comentado con Monti que el principal problema de la economía española es la desviación del déficit público en 2011, al superarse en 2,5 puntos la cifra comprometida con Bruselas, pero le ha garantizado que España "va a cumplir sus compromisos", aunque el jueves haya convocada una huelga general. En este contexto, como ya avanzó ayer, ha ratificado que los presupuestos generales del Estado que aprobará el viernes el Consejo de Ministros serán "muy austeros" y que las reformas continuarán en lo meses de abril y mayo. Ha sido Monti quien ha solicitado esta entrevista formal con el presidente del Gobierno español, según han informado las fuentes consultadas. El Ejecutivo español había mostrado su malestar por sus críticas a la economía española y ayer, nada más aterrizar en Seúl, Rajoy fue preguntado por esta cuestión. "Dejémoslo en que yo nunca haré declaraciones de ese tipo", señaló.