MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Los jugadores que estén dispuestos a gastar su dinero estas Navidades en sorteos de Lotería tendrán un 2% más de probabilidades de ganar con el Sorteo del Niño y no con el del 'Gordo', según el profesor de Matemática Aplicada de la Universidad CEU San Pablo, Miguel Córdoba Bueno.

Este profesor ha puesto porcentajes a la suerte de los españoles en una entrevista con Europa Press. En concreto, los ciudadanos tienen un 5,68% de probabilidad de "ganar algo" en el sorteo del 22 de diciembre, frente al 5,84% de los sorteos semanales y el 7,82% de probabilidades en el Niño.

Córdoba ha explicado que calcula estos porcentajes en función de "una sencilla fórmula" de probabilidad: casos favorables partidos por casos posibles. "En el caso del Gordo hay 1.787 premios y 85.000 bolas en el bombo. Son probabilidades muy bajas", ha señalado.

Más allá de estas cifras, el experto ha asegurado que el resto de supersticiones que rodean a este evento son "folclore", especialmente en el caso de los números. A su entender, ni existen "números feos" --todos tienen las "mismas probabilidades"-- ni hay "secretos" para las administraciones que reparten suerte --"simplemente, es más fácil que toque en la que compra más números de serie"--.

Por ello, defiende los números como el '00001' o la probabilidad, aunque "remota", de que se pudiera repetir un número. En esta misma línea, ha señalado que La Bruixa D'Or será una candidata a repartir premios antes que "una administración pequeña".

Para el experto, este sorteo es "especial", puesto que, al haber premios altos, la expectativa de beneficio es mayor, aunque finalmente se lo lleve "muy poca gente" y el resto de los participantes "estén condenados" a perder.

EL CASINO, MÁS FAVORABLE

"La Lotería de Navidad es la peor de todas pero, en general, en las loterías hay una probabilidad muy baja", ha explicado Córdoba. El profesor, que próximamente publicará un libro en el que analiza las probabilidades en las diferentes juegos de azar, ha explicado que, en el caso del 'Gordo', el Estado se lleva un 30% de los ingresos.

Por el contrario, ha defendido a los juegos del casino, "muy aproximados" para los participantes y que ofrecen poco beneficio al organizador, como el caso de la ruleta --sólo un 1,5% en contra de los jugadores--. En este caso, los beneficios para la empresa se producen por el "efecto psicológico" de seguir jugando en los participantes.