Mientras, fuera de la capital, los rebeldes anunciaron que se han hecho con el control de la ciudad de Ras Lanuf, en el este de Libia, y obligaron a las fuerzas gubernamentales a replegarse en dirección a Sirte, la localidad natal del mandatario libio, según informó un portavoz de los sublevados.