Valeriano Gómez

Valeriano Gómez

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha afirmado este jueves que los "malos" datos de desempleo y afiliación del mes de octubre nos "retrotraen" al inicio de la crisis, lo que en su opinión aleja a España de una pronta salida, algo que, ha advertido, debe preocupar a "todos".

Gómez hizo estas declaraciones en rueda de prensa para valorar la subida del paro en octubre (en 134.182 personas, hasta los 4.360.926 desempleados), del que dijo que es un dato "muy desfavorable"; y la pérdida de 75.249 afiliados a la Seguridad Social en el mismo mes.

Para Gómez, estas malas cifras impiden dar por solucionada la crisis económica y financiera que sufre España. Según el ministro, mientras que a mediados de año se estaba empezando a salir de la crisis, ahora se está "más lejos". Por ello, el ministro de Trabajo ha avisado de que el panorama que dibujan las cifras de paro es "difícil y complejo" para la economía.

Por ello, ha advertido de que hay que tener "muy presente" que actualmente quedan 17.360.313 ocupados, que son necesarios para que el sistema de protección de la Seguridad Social se puede desenvolver con suficiencia financiera. Sin embargo, Valeriano Gómez ha subrayado que el sistema de la Seguridad Social es "solvente, sólido y capaz" de seguir generando superávit en sus cuentas por cuarto año consecutivo y a pesar del duro "embate" de la crisis.

Preguntado si España entrará nuevamente en recesión en octubre, el ministro ha respondido que, si se tienen en cuenta los datos del tercer trimestre de la Encuesta de Población Activa y de matriculación de automóviles, la tasa de crecimiento de la economía entre julio y septiembre estará próxima a cero, tal y como ha avanzado el Banco de España.

No obstante, ha precisado que para que se entre en recesión es necesario sumar dos trimestres consecutivos a la baja, algo que, ha recordado, no sucedió en el segundo trimestre del año. A pesar de ello, Valeriano Gómez ha reconocido que el cuarto trimestre suele ser "malo" para la economía y que la recuperación será "lenta"