La exposición del Consulado de Bilbao, que este pasado martes realizó su última visita guiada en la Sala Ondare de la Diputación Foral de Bizkaia, ha congregado a un millar de personas, en los dos meses y medio en los que ha permanecido abierta.

De estos visitantes, un buen número ha participado en las visitas guiadas que se organizaron para conocer de cerca una de las instituciones fundamentales en la historia de la villa de Bilbao, a través de los documentos, objetos, planos y dibujos que han sido mostrados en la exposición.

De forma paralela, se han celebrado una serie de visitas guiadas al Archivo Foral, siendo la primera vez que se ha podido acceder y conocer de cerca a las dependencias del Archivo foral, con el objetivo de mostrar al público la labor de conservación, catalogación y gestión del patrimonio documental vizcaíno.

Se han organizado 40 visitas guiadas en la que los visitantes han conocido de primera mano el recorrido de un documento original y único desde que llega a los archivos hasta que se guarda para su posterior consulta o exposición, acompañados por el guía y los técnicos del Archivo foral.

Las personas participantes en las visitas han valorado "muy positivamente" la oportunidad de conocer a través de las explicaciones de los guías, una parte importante de la historia de la villa a partir de la selección de los fondos documentales del Consulado Bilbao expuestos por primera vez en la muestra y que con motivo del quinto centenario de la institución ha organizado la Sala Ondare de Bilbao.