Ciudad palestina

Ciudad palestina

La policía de Palestina liberó este domingo a una joven de veinte años que llevaba nueve encerrada en el baño de su casa por su padre, informó la agencia de noticias palestina WAFA.

El suceso tuvo lugar en la ciudad de Kalkilia, en el norte de Cisjordania, donde la joven permanecía desde hace casi una década recluida en el baño de la vivienda como castigo paterno.

Según informó la policía, el padre justificó el encierro en una "disputa familiar", cuyos detalles se desconocen.

Los agentes entraron en la vivienda tras recibir denuncias de varios vecinos. En un primer momento, el padre trató de impedir que entrasen en el servicio, que estaba cerrado con llave, pero la joven empezó a gritar y la Policía le obligó a entregar la llave y logró abrir la puerta.

En el reducido espacio los agentes encontraron a la desesperada joven acompañada de un colchón y una manta, en los que la víctima ha pasado los últimos nueve años de su vida.

El castigo se inició cuando la joven era una niña de tan solo once años, que residía en la cercana localidad de Nabi Elías, y continuó cuando la familia se trasladó a una nueva vivienda en la ciudad de Kalkilia.

El padre ha sido detenido y la hija está siendo atendida por los servicios sociales.