Iberia

Iberia

 Iberia opera este viernes el 64% de los 333 vuelos programados, tras la cancelación de 121 vuelos (el 36%) por la segunda jornada de la huelga de sus pilotos convocada por el sindicato Sepla que va a llevarse a cabo todos los lunes y viernes hasta el próximo 20 de julio.

En el segmento de largo recorrido, la compañía tenía previstas 50 operaciones de las que se han suspendido 10, por lo que opera el 80% de los vuelos previstos, según datos facilitados por la compañía.

En cuanto a los vuelos de media distancia, de los 142 programados se han suprimido 54, por lo que opera el 62%, mientras que de los 141 servicios nacionales, se han cancelado 57, con lo que se mantiene el 60% de las operaciones previstas.

La convocatoria de las treinta jornadas de paro, que se iniciaron el pasado lunes 9 de abril, día en el que hubo 127 cancelaciones, es continuación de las doce realizadas en diciembre, enero y febrero, en protesta por la creación de la filial de bajo coste Iberia Express, que empezó a operar el pasado 25 de marzo.

Festivos y vacaciones

Esos doce días de huelga han supuesto a la compañía una pérdida de 36 millones de euros -3 millones de euros por cada jornada-, por lo que la nueva serie de paros podría restar otros 90 millones de euros más.

El Sepla decidió convocar una nueva huelga en Iberia después de que no se llegase a un acuerdo tras la mediación del exministro Manuel Pimentel, que el 25 de marzo elevó al sindicato y a la compañía un documento que permitiese un acercamiento de las posturas que las partes no aceptaron.

El primer día de huelga coincidió con el lunes de Pascua, regreso de las vacaciones de Semana Santa y fiesta en algunas comunidades autónomas, mientras que la última jornada tendrá lugar en plenas vacaciones veraniegas.

En medio, el paro afectará al Puente de Mayo y a algunas fiestas de importancia como por ejemplo el Puente de San Isidro en Madrid.