Al igual que Puerto Rico otro país latinoamericano como Honduras también ve como sus minorías son atacadas ante la pasividad del propio estado. En los últimos meses han muerto asesinados nueve transexuales, y las organizaciones homosexuales hondureñas denuncian que la fiscalía ni siquiera ha abierto una investigación para aclarar los asesinatos y castigar a los culpables.