08/06/2011. El Sol desató una potente llamarada solar M2 (mediana), una tormenta de radicación de clase S1 (menor) y una espectacular eyección de masa coronal (CME) este miércoles. Parte de la impresionante erupción volvió a caer sobre el astro rey como una lluvia de fuego y el resto llegará hoy a nuestro planeta sin que se esperen consecuencias.