El Gobierno prevé ingresar 14.000 millones de euros en las arcas públicas, la gran parte, unos 9.000 con AENA, con la privatización de ambas entidades.