10/11/2010. A pesar de la alerta por fuertes vientos y oleaje, este bañista habitual de la playa de Gijón hizo caso omiso y tomo su baño matutino ayer por la mañana.