El sábado se celebró en la Capilla de San Juan de Bautista del Palacio de Tavera, Toledo, la que para muchos ya es la boda del año. El hijo mayor de Nati Abascal, Rafa, y su novia de toda la vida, Laura Vecino, se daban el 'sí quiero' acompañados por numerosos invitados que pasearon sus mejores galas sobre una improvisada alfombra roja. Fue éste precisamente el color estrella de la ceremonia, en la que tres mujeres se coronaron como las reinas de la elegancia: Nieves Álvarez, Nuria March y Alejandra Rojas.