Es el décimo tifón que llega a tierras filipinas pero es el más poderoso.