Falso. Lo que pasa es que el número de glándulas sudoríparas es mayor en la cabeza, así como en las axilas o en las plantas de los pies.