Reparación en el hogar

Reparación en el hogar

Prácticas habituales en los hogares como tirar restos de alimentos, aceite y grasas por el fregadero, arrojar desperdicios o una abundante cantidad de papel por el inodoro, provocan consecuencias en el entramado de las tuberías.

Conocer y aplicar las prácticas recomendadas para no obstruir estas instalaciones evitará costes innecesarios causados por malas prácticas. Repasamos aquí, siguiendo lo apuntado por la empresa Reparalia, las causas más comunes por las que se pueden atascar los desagües y tuberías en los hogares.

Deficiencias en la instalación de fontanería. Una de las causas más comunes de los atascos en las arquetas o tuberías son las instalaciones incorrectas por poca pendiente en las tuberías, instalaciones con menor sección de la recomendada y las derivaciones de la instalación mal hechas.Raíces procedentes de zonas ajardinadas. Las raíces son uno de los problemas con peor reparación a la hora de producirse atascos, ya que normalmente sólo se cortan las raíces y se recompone la tubería. Así, el crecimiento natural de las raíces suele provocan la misma situación con el paso del tiempo.Restos de jabón de lavadoras y lavavajillas. Los detergentes que se utilizan en lavadoras y lavavajillas producen una espuma que va provocando sedimentaciones si las tuberías no tienen la suficiente caída o les falta sección. Además, también se desarrolla una capa sólida que produce el taponamiento de tuberías y el atasco.Instalaciones deterioradas por el paso del tiempo. Con los años, las tuberías y las arquetas ganan adherencia en sus superficies, lo que provoca retenciones porque el agua no discurre con la misma facilidad y puede producir atrancos y filtraciones, puesto que las instalaciones pierden parte de su homogeneidad.

Estas son las causas. Para evitar los atascos y obstrucciones en los hogares recordamos seis buenas prácticas:

Verter la grasa en recipientes y llevarla a un punto limpio. Verter una olla de agua hirviendo por la tubería una vez por semana, para fundir la grasa acumulada. Verter periódicamente media taza de levadura química y media de vinagre blanco. Limpiar los tapones de los baños periódicamente. No tirar nunca papeles no degradables al inodoro. No arrojar nunca sustancias químicas como pintura o disolventes por las tuberías.