Tiroteo en Toulouse

Tiroteo en Toulouse

Dos policías han resultado heridos leves esta madrugada en una operación policial que tiene lugar en estos momentos en Toulouse en relación con la detención del asesino que causó siete muertes, cuatro de ellas en una escuela judía, de esa ciudad, informó este miércoles la emisora "France Info".

El presunto asesino, un hombre de 24 años, se encuentra parapetado en una vivienda de la ciudad de Toulouse, rodeado por agentes del RAID, un cuerpo de élite preparado para operaciones especiales de la policía francesa.

Según la televisión BFM, el sospechoso pertenece a un grupo islamista Forsane Allizza, próximo Al Qaeda y recientemente disuelto por el Ministerio del Interior francés.

El ministro del Interior, Claude Guéant, dice que el joven asegura pertenecer a Al Qaeda. "Repite su compromiso con Al Qaeda y con medios yihadistas", señaló el ministro, que se trasladó al barrio residencial de Coté Pavé, donde se está negociando con el sospechoso.

El ministro aseguró que el hombre afirma que actúa "para vengar a los niños palestinos" y para "denunciar la presencia extranjera en Afganistán" El hermano del sospechoso fue arrestado, agregó el ministro, mientras que el fiscal antiterrorista señaló que "otras operaciones" están teniendo lugar en Toulouse. Guéant aseguró que los policías acudieron de madrugada al domicilio del sospechoso que respondió inmediatamente con disparos, en los que un agente resultó herido.

Intento de negociación

El lugar fue rodeado por agentes de un grupo especializado de intervención y se intercambiaron disparos antes de que comenzara una fase de negociación. Los agentes llevaron hasta la casa a la madre del sospechoso, pero que no quiso negociar con su hijo al considerar que no tiene influencia sobre el joven. La comunicación con el hombre tiene lugar a través de la puerta de la casa, indicó el ministro.

La decisión de intervenir se tomó anoche y la operación fue lanzada entorno a las 3.00 horas de la madrugada (1.00 GMT).  El joven formaba parte de los sospechosos que barajaba la policía desde la primera de las matanzas que se le atribuyen, la de un soldado magrebí el pasado día 11 en Toulouse.

Según Guéant, el hombre es natural de Toulouse, de madre argelina, ha realizado viajes en el pasado a Pakistán, y había tenido contactos con grupos salafistas y yihadistas.

El ministro del Interior se encuentra en Toulouse desde el pasado lunes cuando se produjo la matanza de cuatro personas, tres de ellos niños, en una escuela judía de la ciudad. Además de esas muertes, los investigadores atribuyen al mismo asesino la muerte de dos soldados paracaidistas en la cercana localidad de Montauban, el pasado día 15, y el de un tercer militar cuatro días antes en Toulouse, todos ellos de origen magrebí.

Gran despliegue

Hasta 200 agentes especializados habían sido desplegados en la región para dar caza al sospechoso, que utilizó en los tres hechos la misma pistola y que, en cada uno de los casos, huyó en una moto de gran cilindrada de la misma marca.

Descrito por el fiscal de París, François Moulins como un individuo "extremadamente determinado, con mucha sangre fría y con objetivos extremadamente definidos", el hombre mató a sus cuatro víctimas de disparos a bocajarro en la cabeza.

Además, dejó dos heridos de gravedad, un tercer soldado de origen antillano en el tiroteo de Toulouse del día 15 y un adolescente en la escuela judía de esa ciudad.