Hospital de Santa Creu i Sant Pau

Hospital de Santa Creu i Sant Pau

El patronato de la Fundación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau ha acordado esta tarde el relevo de Jordi Varela como gerente, el mismo día en que la Generalitat ha anunciado que supervisará las cuentas de esta entidad, según han informado fuentes del centro sanitario.

Varela abandona el cargo por razones que no se han hecho públicas tras cuatro años como director gerente de la Fundación de la Gestión Sanitaria de la Santa Creu i Sant Pau, la entidad que gestiona el centro hospitalario barcelonés.

El patronato ha traspasado la gerencia en funciones a la actual directora financiera del hospital, Rosa Vilavella.

Supervisión de la Generalitat

La Generalitat ha anunciado este lunes que ha creado una comisión de seguimiento que supervisará las cuentas y limitará la autonomía del Sant Pau tras constatar un desequilibrio financiero en el ejercicio 2011.

Es la primera comisión de control sobre un centro sanitario desde que el pasado mes de julio se aprobara la ley de medidas fiscales y financieras que incluye este tipo de mecanismos.

La comisión de control, que estará constituida por tres miembros del Departamento de Salud y tres del de Economía y Conocimiento, requerirá a la Fundación de Gestión Sanitaria del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau un plan económico y financiero de reequilibro y un informe de gestión de las causas de los desajustes.

La Comisión tiene el encargo de supervisar y aprobar el plan de viabilidad que ofrezca Sant Pau y tendrá, asimismo, la última palabra en operaciones de endeudamiento, actuaciones en materia de inversiones y cualquier otra operación que afecte la titularidad de los activos de la entidad.

Sant Pau recuperará la plena autonomía de gestión cuando la Comisión considere que se ha restablecido el equilibrio financiero.

La ley de medidas fiscales y financieras de julio indica que las entidades concertadas como Sant Pau, que tiene personalidad jurídica diferenciada y gestiona servicios sanitarios por cuenta de la administración, deben cumplir el objetivo de equilibrio presupuestario.

Sant Pau ha aplicado un ERE temporal para la mitad de su plantilla, una medida criticada por el comité de empresa, que la semana pasada anunció que había presentado una denuncia ante la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) por supuestas irregularidades en la dirección. EFE