Reincidente - 10 (Inmagine)

Larger image

Los hay que no aprenden la lección, como Rodell Vereen, de Carolina del Sur (Estados Unidos). Fue condenado en 2008 por abusos sexuales a un caballo. Pues bien, apenas un año después y a pesar de estar en régimen de libertad condicional, fue pillado de nuevo teniendo sexo...con el mismo caballo. El dueño de la criatura colocó una cámara oculta en el establo después de comprobar que su caballo actuaba de forma extraña y sufría continuas infecciones.