Toda mujer tiene permitido pasearse por la Gran Manzana enseñando los pechos siempre y cuando no lo haga con fines lucrativos.