La siguiente ley es de sentido común aunque más vale reflejarla en el estado que vio nacer a George W. Bush, por si las moscas. Una ley de Texas dice que, en caso de encontrarse dos trenes en un cruce de vías, ambos deben parar completamente y ninguno debe avanzar hasta que el otro se haya ido.