Arrastra este icono a la barra de tareas para anclar esta página
Arrastra este icono a la barra de tareas para anclar esta página
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Tras las cámaras
Blog: Tras las cámarasRSS feed

Por Carme Chaparro ju. 14:37

 

 

 

Usted no tiene trabajo. Desde hace tiempo. Ya se le acabó el subsidio de desempleo, y sobrevive con una ayuda de 400 euros al mes que le da su gobierno autonómico, en este caso, la Xunta de Galicia, y con los que apenas sobrevive.

 

Ya bastante vergüenza y rabia le da tener que depender de ayuda para comer y pagar la luz, como para que ahora reciba una carta diciéndole que no puede prostituirse.

 

Tal cual. No puede usted ser puta. O puto. Ni mendigar.

 

Porque si quiere seguir recibiendo la ayuda de inclusión social de la Xunta de Galicia hay diez cosas que tiene prohibido hacer. Y estos días se lo están recordando por carta a miles de personas, a todos los beneficiarios de la subvención.

 

 

LaVozdeGalicia

 

 

No se prostituya. Ni mendigue. Porque si no, le quitamos los 400 euros de ayuda.

 

Desde el año 1991, una ley obliga a los beneficiarios de esa paga a no mendigar ni prostituirse. Pero advertirlo ahora por escrito y de manera tan cruda es lo que ha indignado a los destinatarios de la misiva, que la consideran denigrante y ofensiva. Para la oposición, cualquier persona en riesgo de exclusión social es susceptible de mendigar o prostituirse para poder sobrevivir. El diputado de la AGE, Juan Fajardo, ha denunciado que estas matizaciones son "propias del siglo pasado", lamentando que la Xunta someta a un control más estricto a este colectivo de personas sin recursos que a cualquier cargo público; “es lo mismo que si en el acta de diputado de Feijóo pusiera que se le recomienda que no pasee con narcotraficantes”

 

(ahhh, que eso sí lo hizo, no me acordaba)

 

 

 

 

Por Carme Chaparro lu. 14:25

Cuatro niños muertos. Cuatro niños deshidratados y asfixiados hasta la muerte. Cuatro niños a los que las altas temperaturas llevaron a un ataque cardíaco fulminante.

 

En julio, cuatro niños estadounidenses han muerto encerrados en coches. Dejados allí por sus padres para hacer recados. Olvidados dentro. O encerrados ellos mismos por accidente. Una cifra que se eleva a seiscientos menores de cinco años en los últimos 16 años.

 

Un coche al sol se convierte en un horno en muy pocos minutos. Con apenas 27 grados en el exterior, una temperatura bastante agradable, el coche cerrado se calienta en media hora hasta los 50 grados. Encerrados allí dentro, los niños mueren inevitablemente.

 

Por eso, el gobierno estadounidense ha iniciado una campaña para prevenir estas muertes evitables. “¿Dónde está el bebé? Antes de cerrar el coche, mira dentro”, les piden a los padres. Según un estudio de Safe Kids Worldwide, 14 de cada 100 padres estadounidenses han dejado alguna vez de manera intencionada solos a sus hijos dentro del coche a pesar de las altas temperaturas. Extrapolado a toda la población del país, significa que casi dos millones de padres dejarían a tres millones trescientos mil niños solos en los vehículos. Los padres, según el mismo estudio, dejan tres veces más olvidados a los niños que las madres.

 

 

Aquí en España, al menos diez niños han muerto en estas circunstancias en los últimos 20 años. Casi siempre son descuidos de los padres. Como el profesor de Camas, en Sevilla, que se dejó a su hijo de 23 meses en la sillita del coche mientras él asistía a una reunión del colegio. Pensaba que había dejado al niño en la guardería. También pensaba lo mismo, que había dejado a su hijo en la guardería, la mujer de Vizcaya que olvidó a su hijo en el coche cuando fue a trabajar. Salió de casa por la mañana y, en vez de parar en la guardería para dejar al niño de tres años, fue directamente a su lugar de trabajo. Estacionó el coche en una zona junto a una carretera sin darse cuenta de que dentro estaba su hijo. O el pequeño de tres años que murió encerrado en el coche de sus padres en Albacete, en agosto del año pasado. En un descuido de sus padres el niño salió de casa y se metió en el coche, quedándose encerrado. Cuando lo encontraron ya fue demasiado tarde. 

 

 

Así que nunca, nunca, deje a un niño solo en el coche. Aunque sean tres minutos para entrar en la farmacia. Y revise siempre el coche antes de salir. Safe Kids da unas pautas para evitar estas muertes infantiles:

 

·        * Nunca deje a un niño solo dentro del coche, aunque las ventanas estén parcialmente abiertas o haya dejado el aire acondicionado puesto.

·        * Adopte el hábito de mirar bien dentro del coche, en todos los asientos y en el suelo, para asegurarse que no hay ningún niño dentro antes de irse y dejar el vehículo cerrado.

·         * Deje alguna señal en su zona visual que le recuerde que hay un niño en el asiento trasero, como un peluche.

·         * Diga a la guardería o al colegio que le avisen si algún día su hijo no llega a la hora.

* Enseñe a sus hijos que el coche no es un lugar para jugar, y que nunca deben entrar dentro sin un adulto.

.

 

En lo que va de año 17 niños, casi todos menores de cinco años, han muerto en Estados Unidos asfixiados dentro del coche de sus padres.

 

 

Por Carme Chaparro 24 jul. 2014 12:11




Está curtido en las trincheras de la guerra. Lleva años informando desde uno de los lugares más peligrosos del planeta. Sabe cómo hacer su trabajo. Ha visto cosas que van más allá de las peores pesadillas. 


Pero hoy se derrumba en directo:


Curtido en las trincheras, a Wael al Dahduh le puede la fuerza del drama que está contando, y se derrumba ante la cámara. Solloza, coge aire, intenta levantar la cabeza, pero no puede, ve que no puede seguir hablando, y sale de plano, derrotado, dejándonos en pantalla las señales de la masacre de un pueblo, el humo negro levantándose entre los edificios de Gaza.  

Horas antes de derrumbarse en directo, las oficinas de Al Yazira en Gaza recibían un toque de atención del ejército israelí: el bombardeo de su sede. No es la primera vez que un Israel intenta acallar a los periodistas que no son de su agrado. 

Hace un año, Dahduh recogía en el Internacional Media Festival de Londres un importante premio por su trabajo, por todos los años informando desde una Gaza asediada. Imaginen lo que habrá visto para no poder aguantar el directo. 

Los periodistas también lloramos. Muchas veces es un llanto sordo, interior, que nos sacude al llegar a casa cuando nos baja la adrenalina y la presión de la actualidad. Pero otras, las lágrimas llegan frente a las cámaras. Este periodista de la televisión china rompe a llorar al final de un directo, tras informar del accidente del vuelo MH370. Una compañera intenta consolarlo cuando ya ha terminado la conexión con el informativo. 




Otras veces es el propio presentador el que se derrumba. Es duro mantener el tipo cuando estás contando historias terribles, como la matanza de la escuela infantil Sandy Hook. 20 niños muy pequeños y 6 adultos fallecieron por los disparos de un joven de 20 años hijo de una de las profesoras del centro. 


Unos días después, los padres de una de las víctimas conceden una entrevista a un canal de noticias. Al recoger el video, y tras escuchar a los padres de la niña, a la presentadora se le rompe la voz 





También se derrumban en directo los periodistas de este canal chileno. Informan de la muerte de varios compañeros, al estrellarse el avión en el que viajaban para rodar un reportaje. El 2 de septiembre de 2011, un equipo de Buenos días a todos, falleció al caer al océano Pacífico el CASA C-212 Aviocar de la Fuerza Aérea de Chile en el que se dirigían a la Isla Robinson Crusoe. (aquí tenéis el enlace al video)






Estas son las lágrimas que se ven. Pero hay muchas, muchas más. 


Los periodistas también sentimos, y lloramos. Y sufrimos las desgracias ajenas. Somos contadores de historias y el dolor pasa a través nuestro para llegar hasta ustedes

 

Aunque muchos no se lo crean. 



 

Por Carme Chaparro 20 jul. 2014 16:45


En una votación histórica, la Iglesia de Inglaterra ha aprobado permitir que las mujeres puedan ser obispos. 


Imaginen, por un momento, la imagen aquí, en España. 


¿Pueden? Imaginárselo, digo. Igual que se imaginan que un día los coches volarán o que podremos teletransportarnos de un extremo al otro del planeta en apenas unos segundos, imaginen a una mujer española vestida de obispo. 


Bueno, para empezar, tendrían que poder, primero, ser sacerdotes. Servir a Dios, a la Iglesia y a los cristianos con los mismos derechos con los que sirven sus colegas masculinos. Poder oficiar misa. Poder impartir los sacramentos. Poder dirigir su propia parroquia e impartir sus sermones. 


Pero no. Las monjas españolas, como el resto de monjas católicas, ocupan el lugar más bajo en el escalafón. En nuestro país se contabilizan seis monjas por cada cuatro sacerdotes, sin embargo son una mayoría silenciada sin acceso a las estructuras de poder. Todos los cuadros de toma de decisión, todos los grupos de presión y visibilidad están exclusivamente en manos de los hombres. Y no sólo eso, ¿cuántos sacerdotes en parroquias y cuántas congregaciones masculinas tienen a monjas a su servicio para las tareas domésticas? 


En Inglaterra, desde hace veinte años, las mujeres pueden ser sacerdotes. En ese camino hacia la igualdad, se acaba de aprobar ahora que puedan ser ordenadas obispos. Antes de fin de año, tras la aprobación del Parlamento británico, se espera el primer nombramiento femenino. Australia, Estados Unidos, Canadá o Nueva Zelanda ya tienen, desde hace años, obispos mujeres de sus iglesias anglicanas. En todos los lugares se han encontrado con la oposición frontal de los sectores más conservadores tanto de la jerarquía eclesiástica como de los fieles, pero en todos, tras años de lucha, se ha conseguido la plena igualdad de las mujeres. 


Y el catolicismo, ¿a qué espera? El Papa Francisco ha dicho varias veces que uno de sus objetivos es iniciar ese camino hacia la igualdad de la mujer en la Iglesia. Pero, de momento, no se ha atrevido a dar el primer paso. 


¿Están los fieles católicos españoles preparados para que una mujer oficie misa, santifique el pan y el vino o les de la eucaristía? 




 

Por Carme Chaparro 14 jul. 2014 19:35




Te mira con cara de pena. Él te mira con carita de pena tras el escaparate de una tienda. Cógeme. Rescátame. Sácame de aquí. Y quizá tú eres fuerte, tú resistas, porque sabes que es una trampa. Pero tu hijo no. Tu hijo te tira de la mano: mamá, mamá, mamá. ¿No ves cómo nos mira? Mamaaaaaa, por favoooor.

 

Y un día cedes. Y entras en la tienda. Y le compras el perro. 



Pero esa compra por impulso es posible que acabe mal. No para ti, sino para el perro. ¿Se atreven a adivinar cuántos perros se abandonan cada día en España? Cada día. 400. Abandonados. 


Porque un perro no es un vestido o una camiseta que podamos dejar en el fondo del armario cuando no nos guste el gobierno quiere terminar con esas compras por impulso. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ultima un anteproyecto de ley que pretende prohibir la venta de animales en las tiendas de mascotas, así como su exhibición y exposición en escaparates con fines comerciales. La multa podría ascender a 200.000 euros. También para aquellos propietarios que abandonen al animal, lo maltraten, lo torturen o le produzca sufrimiento o daños innecesarios, así como utilizarlos “en espectáculos públicos o actividades publicitarias que les causen angustia, dolor o sufrimiento, o utilizarlos de forma ambulante como reclamo”.


Esa es la cruz de la moneda. Las decenas de miles de animales de compañía que sufren. Los 400 perros abandonados diariamente en nuestro país. La cara son los propietarios responsables, esos para los que un perro o un gato es alguien de su familia. Según un estudio de la fundación Affinity, uno de cada tres españoles considera que su perro o su gato es más importante que sus amigos. Y no sólo eso, tres de cada cuatro propietarios aseguran que hablan con sus mascotas y ellos les entienden. 




En prácticamente la mitad de los hogares españoles hay un animal de compañía, y en casi todos ellos se establecen sorprendentes vínculos emocionales entre seres humanos y mascotas. Maravilla lo que cuentan los más pequeños de la casa: ocho de cada diez niños de entre 9 y 12 años prefieren jugar con su gato o su perro antes que a un videojuego. Y para la mitad de los niños la mascota es la principal fuente de apoyo emocional después de los padres. Los lazos afectivos con el animal de compañía son los que mejor les hacen superar la sensación de miedo o tristeza. Además, crea en ellos una fuerte sensación de responsabilidad, al tener que cuidar del animal. 


Así que, si pueden, cómprenles un perro. O un gato. O, mejor, adopten uno. Es bueno para sus hijos. 


Pero luego no los abandonen. Porque no sólo estarán abandonando al animal. También habrán abandonado un poco a sus pequeños. 



 
Sobre la autora
  • Carme ChaparroCarme Chaparro

    Periodista. Apasionada de la comunicación.
    Presentadora y editora de Informativos Telecinco fin de semana. ¡Sábados y domingos a las 3 de la tarde y a las 9 de la noche!
    Además: blogger de Msn.es, columnista en Mujer Hoy, InStyle y GQ.
    Experta en formación de portavoces y gestión pública de crisis.
    Y, desde hace unos meses, en el trabajo más importante de mi vida: mamá.
    Sígueme en twitter: @carmechaparro

Sobre el blog

Suena fácil. Una hora de información en directo. Imágenes, sonidos y dos presentadores en plató. Pero no todo es lo que parece. Lanzar al aire un informativo es una aventura apasionante con muchas horas de trabajo y mucha gente dejándose la piel. La ley número uno de la televisión dice que siempre hay problemas, pero lo importante es que no se noten en casa. Os invito a esta aventura al otro lado de la cámara. Encendemos el piloto rojo, el regidor da la señal, cuenta atrás y empezamos. Gracias por leerme. Espero vuestra compañía.

No hay tweets disponibles.
Enlaces de interés
Leer más
Cerrar
Cerrar
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página

Descubre cómo anclar esta página al menú de inicio


Para anclar esta página a tu barra de tareas, solo tienes que arrastra el icono de MSN de:

  • la barra de anclaje
  • la barra de direcciones
  • la pestaña de Internet Explorer

a la barra de tareas de Windows, en la parte inferior de tu pantalla

  • Las páginas ancladas te ofrecen el contenido que más te gusta de un modo mucho más rápido

Ventajas de anclar una página


Las páginas ancladas te ofrecen el contenido que más te gusta de un modo mucho más rápido

  • Abre tus páginas favoritas de MSN sin tener que abrir antes el navegador
  • Utiliza la 'JumpList' para acceder directamente a las secciones más importantes de MSN y enterarte en tiempo real de las últimas novedades
  • Ancla tantas secciones de MSN como quieras: Noticias, Deportes, …